Mike Medianoche y Los 90: “Mola ver tu libro top ventas en Rosaleda junto a Reverte y Edurne”

Mike Medianoche. "No me toques los 90"

Mike Medianoche. «No me toques los 90». Fotos: Comimagine

Mike Medianoche ya es un bestseller malagueño. Su libro “No me toques los 90” ha aparecido en numerosas publicaciones en la sección de “los más vendidos”, y en el top ventas de pequeñas librerías y de grandes superficies, como en el Centro Comercial Rosaleda, donde lo colocan entre Pérez Reverte y Edurne.

Cuando se cumplen seis meses de su publicación, Código 29 se ha reunido con el autor de moda para que nos vuelva a trasladar al pasado.  A esa década en la que la gente veía la tele y no Youtube, que compraba casetes y no descargaba música en una app, y en la que se consagraron malagueños para la posteridad, como María Teresa Campos o Chiquito de la Calzada.

Y es que Mike Medianoche tiene una memoria asombrosa. Lo que no cuenta la Wikipedia, él lo sabe. Esto es lo que nos contó.

¿Cómo se lleva ser un best seller? Porque hubo publicaciones anteriores…
Realmente mola ir a algún centro comercial de Málaga, por ejemplo el Rosaleda, y verte allí en en el top ventas junto a autores consagrados como Pérez Reverte y celebridades metidas a escritoras como Edurne. Y sí, hubo anteriormente otras publicaciones mías que jamás llegaron a las tiendas; eran unos libritos de terror que autoeditábamos y vendíamos en mano un amigo y yo, y que ahora me causan un poco de sonrojo, sobre todo por la poca vergüenza que tenía y lo mal escrito que están. De cuatro números vendimos por lo menos cien ejemplares o menos. Lo que viene siendo hacer una gira por Soria y forrarse.

¿Vuelven los 90?
Por 25 pesetas te daré razones que así lo confirnan. Se está haciendo una película de ‘Los vigilantes de la playa’. Se editan libros sobre ‘Sensación de vivir’. Martes y Trece se ha reunido varias veces en televisión. Rebeca canta cada vez que puede ‘Duro de pelar’. Bertín Osborne vuelve a ser una estrella catódica. Arguiñano sigue ahí, igual que hace veinte años. Las películas de ‘Torrente’ tampoco pasan de moda. Mónica Naranjo regrabó hace no mucho sus éxitos de entonces. Todavía hay quien cree que lo de Ricky Martin y ‘Sorpresa, sorpresa’ fue real. Y paro ya, que se me acaba el tiempo de respuestas.

¿Por qué la nostalgia está de moda?
Porque es fácil y cómodo con internet. Antes teníamos que estar pegados a la tele y con una cinta en el vídeo si queríamos volver a ver un programa o una serie, y ahora todo está a un click. Recordar cómo era esa canción de Parchís que te gustaba, o aquella serie con animales cantarines, o buscar en qué año comenzó Carmen Sevilla a presentar Telecupón se puede descubrir en un minuto.  Además, es ponerte a ver vídeos de Youtube y empalmar unos con otros y morirte de nostalgia en cuestión de horas, incluso con programas que te daban coraje. En la década de los 90 quizá no pasaron más cosas de las que pasan ahora, pero sin duda todo se vivía más intensamente.

Si pudiera elegir que mañana fuese un día de los 90… ¿cuál sería y dónde le gustaría estar?
Un fin de año para poder ver un especial de Martes y Trece y sorprenderte con la capacidad que tenían para hacer que nos descojonásemos. Qué buen tándem hacían. Y qué bien hicieron en separarse para que el recuerdo les hiciese aún más grandes.

Hay vida en los 90 más allá de Curro y Cobi…
Claro. De hecho, esas dos son las mascotas más representativas de la década, pero había otras como Pelegrín, el peregrino cabezón del Camino de Santiago, Fido Dido con Seven Up, el cerdito del BBVA… Hasta los cereales tenían su mascota. ¿Recuerdas los Ñampa Zampa o los Boskis? Y además asistimos a la resurrección de Ruperta, que volvió al ‘Un, dos, tres’. Hay mucha tela noventera que cortar.

¿Cómo ha recopilado tanta información?
Suelo decir que más que rata de biblioteca he sido rata de mercadillo; me he recorrido muchos rastros buscando revistas, libros, postales y objetos de la época, como muñecos o incluso un karaoke que daban con Colacao. Eso por un lado, y por otro, todo el material lo que ya tenía en casa. Fue una curiosa labor de investigación, en la que lo mismo consultaba una interviú con Belén Rueda en portada que la guía de episodios de ‘Médico de familia’ o un libro del folklorista Jan Harold Brunvard sobre leyendas urbanas. Y aparte, como bloguero en el sitio Sufridores en Casa, tenía allí muchas píldoritas de cosas que ya había contado y que se podían ampliar y mejorar.

Mike Medianoche y la Teletienda, muy Noventas. Foto: Comimagine

Mike Medianoche y la Teletienda, muy Noventas

Málaga aparece varias veces en el libro, con un amplio apartado dedicado a Chiquito de la Calzada. ¿Es un icono español de los 90?
Sin duda. Es un currante nato, y pasado los sesenta le llegó su momento. Todos hemos hablado como Chiquito y hemos insultado a alguien llamándolo pecador, y el que diga que no, miente. Su película ‘Aquí llega el Condemor’ fue la película española más taquillera hasta su momento, y es algo que se nos olvida. Además, antes de la saga de ‘Scary Movie’ él ya mezcló terror y humor en ‘Brácula’, la película de vampiros con las pelucas peores puestas de la historia. Y junto a él estaba Bigote Arrocet, que ahora vuelve a estar de moda. ¿Ves como los 90 vuelven?

¿Qué otras Málagas encontraremos en el libro?
Hay muchas pildoritas. Desde el primer libro que publicó María Teresa Campos (y que huele a negro por los cuatro costados, un manual para echar a los hijos de casa) hasta una joven Nuria Fergó, que participó en el Karaoke de Telecinco y ganó un cacharro que nunca pudo usar porque venía roto.

Nos imaginamos su habitación llena de objetos de los 90. ¿Nos equivocamos?
Me he mudado a una casa tamaño caja de cerillas y no me entra tanto, y tengo que limitar la decoración al pasillo. Pero lo mismo tengo una Ruperta que un sombrero de la cantante de Camela.

Presentó el libro con Ángel Garó en Málaga, quien además es el protagonista de una de las entrevistas. Y le echó en cara que no había puesto ni una foto suya…
Y tiene más razón que un santo, pero fue un problema logístico que seguro que ya me ha perdonado. Ángel Garó, que actualmente está de gira con su obra ‘Uh!’, ha sido muy generoso conmigo, tanto por la entrevista que me concedió como por apadrinarme en la presentación. Y estoy deseando que algún teatro de aquí programe su obra para poder descojonarme que de gusto viéndole en aquellos personajes que conocimos (casualmente) en los 90, como Juan de la Cosa o Pepe Itárburi.

Hay dos grandes figuras en el libro. Los que triunfaron entonces y lo siguen haciendo ahora, y de los que ya no se acordaría nadie si no fuera por tu libro. ¿Cuáles le gustan más?
He intentado hacer un ejercicio nostálgico haciendo hincapié en aquellas personas que he olvidado. Mucha gente me ha dicho, por ejemplo, que por qué en cine no hablé más de Amenábar, o en música de Mónica Naranjo. Pero nadie te dice ¿te acuerdas de ‘Tesis’? o ¿recuerdas ‘Desátame’? Intenté bucear un poco en aquellos éxitos (o sonados fracasos) que te hacen esbozar una sonrisa con cierta morriña, y hacer esa criba no fue fácil. Desde la primera y última película de Marta Sánchez, ‘Supernova’, a la chica que cantaba las canciones de todas las series de Telecinco, pasando por el fenómeno que supuso Camela (aquí si pega un “¿te acuerdas del ‘Tú te has burlado de mí’?) o cómo las sexólogas tomaron la televisión, con la doctora Ochoa a la cabeza.

¿Tendremos versión internacional? ¿Y secuela?
Si Rebeca cada año saca una nueva versión de ‘Duro de pelar’, yo podría sacar cien versiones diferentes del libro, ¿verdad? ‘Don’t touch me los noventa’, ‘No me toques el 90 y 2’, ‘Que te he dicho que no me toques los 90’ y así. Queda mucha tela que cortar, sin duda. Y yo estoy afilando ya la tijera, por si acaso hay que cortarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *