Mariola Jiménez, capacitadora de talleres de cocina vegana: “Me dicen que estoy chalá perdía”

Mariola Jiménez Taller Cocina Vegana Málaga 03

Mariola Jiménez en su cocina. Fotos: Mole Jiménez

En los últimos meses, los talleres de cocina vegana han comenzado a aparecer como champiñones. Personas anónimas que, con la experiencia de los años se han convertido en verdaderos expertos en este tipo de alimentación, ofrecen ahora su punto de vista y comparten sus recetas en pequeñas reuniones alrededor (o no) de unos fogones.

En la redacción de Código 29 nos hemos preguntado si existe una incipiente “movida vegana” en Málaga. Así que hemos acudido a una de las capacitadoras de estos talleres, Mariola Jiménez, de El Cónsul, para que nos dé su opinión. Confiesa que le dicen que está “chalá perdía” por su modo de alimentación. Estas son las preguntas que le hemos planteado.

¿En qué momento de su vida decide hacerse vegana? ¿Por qué?

 Soy vegana desde hace 3 años, mis razones son puramente éticas y de respeto hacia todas las especies, tengo una sensibilidad especial hacia los animales desde que estoy en el mundo y esto solo es una consecuencia lógica de ello, es ser coherente con lo que soy, lo que siento y lo que pienso.

¿Qué pesa más, la cuestión de la salud, o la de la ética?

Por supuesto me pesa mucho más la ética, aunque es mucho más saludable una dieta vegetariana, cualquier vegetariana puede morir también de un infarto si come mal.

No la veríamos nunca en una corrida de toros.

Fuera en una manifestación antitaurina, ahí seguramente sí. En mi familia hay taurinos, mi abuelo era uno de ellos, y jamás me he callado, le decía a la cara que eso era torturar un animal y q no le veía el sentido ni el arte. Siempre he sido un poco rebelde, o quizás más que un poco.

¿Qué supone en el día a día ser vegana?

Pues como te hice referencia antes, supone mirar todo, supone ser más consciente. Te conviertes en una detective. Después de tres años te sale más fluido, al principio cuesta mucho más. Menos mal que yo siempre tuve la sana costumbre de mirar las etiquetas, por curiosidad. Pero a la hora de comprarte unos zapatos, por supuesto dejas de comprar cosmética (yo uso cosmética maravillosa que me hacen mis amigas de miscosmeticosnaturales, podéis encontrarlas en facebook), tienes que mirarlo todo mucho más, informarte constantemente, preguntar en redes sociales… Es un cambio de vida muy consciente porque empiezas a darte cuenta de tantas cosas de las que no tenías ni idea. Por ejemplo, yo fumo, hay marcas de tabaco que no testan, la mayoría lo hacen, yo fumo Pueblo, pero hay más. Por supuesto si vas a tapear debes saber que comerás patatas fritas, berenjenas con miel de caña, no de abeja (también hay que preguntar porque a veces hacen una mezcla o usan miel de abeja) en algunos sitios ya se va abriendo un poco más la carta. En fin, lo que te cambia en tu día a día es mucho, pero bueno los cambios, a mi parecer se hacen mejor poco a poco, yo fui cambiando muchos hábitos antes de decidir ser vegana. Además de que no dejas de descubrir nuevas cosas. También supone implicarte de algún modo en el activismo a través de las redes sociales y fuera de ellas, difundir realidades, hablar con la gente…

¿Sale más caro que comer de todo?

 No, de hecho sobrevivo porque mi alimentación es barata, pero esto es como todo, si quieres comer todos los días cosas preparadas pues te saldrá más caro, si usas superalimentos en tus comidas pues le añadirás un plus. También existen lo que yo llamo industrioveganos que son aquellos que cocinan poco y compran muchas cosas preparadas: seitán, hamburguesas y patés vegetales… Y eso pues sí que sale más caro. Yo me alimento básicamente de verdura y fruta de temporada, legumbres, semillas, en las que se incluyen frutos secos, algo de pan, muy poca pasta, algo de arroz y algún pseudocereal. Como verás eso no puede ser caro.

¿Cuándo fue la última vez que comió algo no vegetariano? ¿Qué fue? ¿Cómo lo recuerda?

 Hay algún mal recuerdo de cuando he comido en casa de algún familiar… No nos educan para saber qué comemos y a veces piensan que puedes tomar caldo de carne, porque no contiene carne, pero sí está hecho de carne… Te ofrecen algo que lleva atún… Siempre tienes que preguntar y mucho, porque si no terminarás echándote a la boca algo que no deseas.

La última vez y más reciente, fue que compre en un supermercado (Mercadona) pulguitas de pan y resultaron estar hechas de manteca de cerdo. Fue un descuido por mi parte, por no mirar la etiqueta y no cerciorarme de los conservantes, en los que se esconden muchos ingredientes de origen animal.

Como te conté lo último que recuerdo fue cenar en casa de mi padre un puré de verduras con algo de queso y la ensalada con queso fresco, que siempre me ha gustado mucho. El queso es algo que cuesta mucho dejar porque además está demostrado que es adictivo, pero no es nada saludable. Así que lo que comí por última vez de manera consciente fue eso. Y lo recuerdo con muy buen sabor, fue una comida que a priori disfruté mucho porque estaba buena, pero a posteriori no me hizo ninguna gracia, pues me sentó muy mal y perdí un peso que me costó recuperar después.

Ha iniciado un proyecto con este tipo de cocina. ¿Cómo funciona?

Sí, he comenzado a ofrecer algunos productos que yo misma elaboro en casa. Por ahora he hecho una de pequeña lista de productos, una vez a la semana, los martes me hacen el pedido y yo lo entrego el jueves o el viernes. Como es algo muy nuevo para mí, por ahora no lo reparto a domicilio. Tengo dos grupos que son los que me hacen los pedidos, un grupo de amigos y un grupo de consumo, en el caso del grupo de amigos quedamos en mi casa y vienen a recogerlo y en el caso del grupo de consumo yo los acerco al sitio donde hacemos el reparto, que es por la zona de la Universidad, los jueves, el lugar es un proyecto muy interesante que se llama Jaulas Abiertas.

¿Cuáles son los platos más demandados?

Supongo que los productos más difíciles de encontrar, yo no ofrezco quesos veganos pero eso es lo que creo que la gente demanda más, sobre todo la gente vegana, claro. Después las carnes vegetales como el seitán, las hamburguesas vegetales, y patés, porque es cierto que se nos limita bastante a la hora de hacer bocadillos o algo que echarle al pan. También se echan mucho de menos los dulces y la bollería, imposible casi de encontrar que no lleve huevos y/o leche. Hay cosas tales como la Nocilla que ya no consumimos los veganos. Así que los dulces, creo que también son unos productos demandados.

¿Cuáles son las dudas más frecuentes de las personas que empiezan en el veganismo?

¿Qué como? ¿Y las proteínas? ¿Moriré de inanición? ¿Y la B12?  Esas son las dudas. Después, ¿qué compro? ¿Qué productos de cosmética puedo utilizar? Cuando comienzas en el veganismo hay miles de dudas que irás resolviendo poco a poco, porque si no, puedes saturarte muy rápido. También depende de lo que la gente esté acostumbrada a comer y a su modo de vida en general. Por ejemplo, yo no me suelo maquillar pero hay veces que trabajo de azafata y debo hacerlo, así que tengo que comprar maquillaje vegano. Por eso depende de tu estilo de vida, si sueles comer mucha carne, mucho queso… Irás sustituyendo poco a poco algunas cosas. Lo bueno es que hay muchos blogs de cocina vegana y mucha información en la red. Otro ejemplo es que hay grandes compañías como Unilever, Kraft y muchas más y todas ellas testan en animales, así que no es recomendable usar productos suyos. También hay que decir que los veganos procuramos no hacer daño en la medida de lo posible, tenemos muy claro que para no dañar a los animales y el planeta, lo único cien por cien efectivo es no existir. Intentamos no hacer daño en la medida en la que nos es posible, el combustible también daña, los móviles, el aceite de palma que es onmipresente, así vamos evitando todo esto como vamos pudiendo.

¿Hay muchos casos en Málaga de personas que limiten su dieta exclusivamente al crudiveganismo?

No lo sé, el crudiveganismo es la alimentación que muchos veganos creemos que es la ideal, por lo saludable. Yo, personalmente y con la información que he ido descubriendo, creo que somos frugívoros por naturaleza, la fruta cruda es el mejor alimento que podemos comer. Pero esto es como todo, cada uno tiene su proceso y habrá gente que jamás llegue a esto y otra gente que se vea obligada a llevar una alimentación de este tipo por temas de salud. Ahí está el libro anticáncer de Odile (Mis recetas anticáncer), una médico de familia que consiguió superar un cáncer, aunque en su libro incluye algo de pescado, la alimentación que ella propone es en gran parte, cruda y vegana. También quiero señalar que hay gente que siendo crudi come el 80 crudo y el 20 cocinado. También 70/30, 90/10… Evitan por supuesto alimentos procesados, usan pseudocereales, superalimentos y germinados. Pero yo no sé mucho más que eso, y espero no estar equivocada, lo que sí te puedo asegurar es que cuanto más cruda es mi dieta mejor me siento, física y anímicamente.

Y también va a ofrecer su primera charla próximamente. ¿Nos cuenta los detalles? Hay más en Málaga…

Sí, el día 30 de abril tengo planeado hacer un taller de cocina vegana en Esfera Azul, se va a enfocar a enseñar cómo hacer algunas carnes vegetales, sobre todo para gente que las suele comprar o personas que quieren ir cambiando su dieta hacia lo vegetal. Mi intención es que la gente cree sus propias recetas y pierda el miedo a inventar en la cocina, que vayan probando las especias que más le gusten, los ingredientes que mejor le sienten… Daré opciones libres de gluten y de soja que son dos alimentos que pueden suponer intolerancia o alergia.

Si te digo la verdad tengo una idea general a la que iré dando forma en estos días, el esquema está hecho, sé que recetas quiero hacer pero no sé como lo voy a plantear exactamente. Por mi carácter suelo posponer muchas de las cosas que más me gustaría hacer, así que lo primero para mí fue poner fecha y contactar con la gente interesada, lo demás vendrá ahora. Tengo mil ideas, mil recetas, y muchas ganas, me encanta la cocina y me gusta mucho enseñar, así que espero que me vaya bien en mi primer taller y espero resolver las dudas que la gente pueda tener sobre la alimentación vegana/vegetariana estricta.

En Málaga cada vez hay más talleres, yo fui hace algún tiempo a uno sobre lácteos vegetales, y era una asociación crudivegana, precisamente. La semana pasada hubo otro en el mismo lugar donde voy a hacer yo el mío. También hay muchos enfoques en estos talleres, pero lo principal es ir acercando a la gente a un modo de comer libre de crueldad, algunos más enfocados en la salud, otros en el paladar.

Estará cansada de que digan que “el veganismo es una moda” o “ya se le pasará”…

Bueno, a mí no me dicen eso la verdad, me dicen que estoy “chalá perdía”, que “los animales están para eso”, que “estás muy delgada, niña ¿tú comes bien?” y barbaridades así. He aprendido a ignorar esos comentarios, si a alguien de verdad le causa curiosidad y quiere preguntar algo, pero con verdadero interés, me encanta responder. Hay mucho gilipollas que te pregunta cosas para rebatirte, y yo no quiero convencer a nadie de nada, ¿porqué intentan convencerme a mí? Yo lo único que digo es “yo he elegido mi alimentación y mi modo de vida, ¿y tú? ¿Lo has elegido o te ha elegido a ti? ¿Te lo has planteado o es más cómodo seguir la corriente?”. Pero ya te digo que no entro en debates con personas que sé de sobra que no tienen ningún interés ni curiosidad, lo único que quieren es quedar por encima y ponerte de los nervios al escuchar semejante retahíla de tonterías.

Aún así, ¿podríamos decir que hay una incipiente “movida vegana” en Málaga?

Es un incipiente, no movida, sino modo de vida basado en el respeto y no solo en Málaga, yo diría que en el mundo, algunos lugares más que otros, por ejemplo en Israel. Estas personas saben lo que es la represión, por ello se ponen en el lugar de los animales y deciden, cada vez más, no ser cómplices de lo que podríamos llamar campos de concentración. Pero supongo que sí, cada vez hay más gente consciente también aquí en Málaga, aunque para mí nunca es suficiente, hasta que seamos todas las personas que habitamos el planeta. Soy muy ambiciosa, sí.

¿Cómo animaría a las personas omnívoras a que probaran el veganismo?

Animo a la gente, no a probar el veganismo, les animo a consumir cada vez un poco mas de vegetales y menos carne y pescado. Animo a la gente a investigar lo que hay detrás de la industria cárnica, de la láctea, de la del huevo, de la pesca, de la peletera, de la cosmética… Les animo a investigar de donde viene lo que come, lo que consumen, lo que compran, y que luego decidan si quieren seguir haciéndolo. Les animo a ver Cowspiracy, Earthlings, conferencias de Gary Yourofsky y Philip Wollen, para que abran un poco los ojos. Y luego para que no se les quede un sabor amargo, les animo a ver la labor que hacen los santuarios de animales, en España hay varios, yo tengo especial debilidad con Santuario Gaia, también El Hogar ProVegan, Wings of Heart y tenemos uno muy cerquita que necesita apoyo y difusión, que se llama Santuario Refugio La Pepa. El veganismo no es algo que se pueda probar, es la consciencia que, una vez te toca, te abre los ojos y el corazón, y ya no hay vuelta atrás.

Gracias.

Un comentario en “Mariola Jiménez, capacitadora de talleres de cocina vegana: “Me dicen que estoy chalá perdía”

  1. Has dado en el sitio con este post , realmente creo que este sitio tiene mucho que decir en estos temas . Volveré pronto a vuestro sitio para leer mucho más , gracias por esta información .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *