¿Qué concursantes de Gran Hermano 1 eligieron Málaga para vivir?

Concursantes Gran Hermano 1

Concursantes Gran Hermano 1, el 23 de abril de 2000

Ya hemos contado que Gran Hermano es un formato que tira mucho a Málaga. Para muestra, estos ejemplos, y el hecho de que haya sido la única provincia de Andalucía en la que para la edición 17 se ha hecho un casting presencial con una caravana.

Este verano se han cumplido 16 años de la final primera edición del concurso, aquel reality conocido como «Gran Hermano», sin que nadie se atreviese a ponerle un «1» en el nombre, o a acortarlo por las siglas «GH». Aquella de la que todo el mundo habló y que para muchos «es la única que vieron», fue una edición que rompió records en la televisión en España al convertirse en el primer programa de ese formato que se emitía en el país. Más de 7,8 millones de personas lo vieron, con un 51.2% de audiencia, por primera vez por encima del fútbol; una cifras inimaginables hoy día.

Hablamos de una edición con diez concursantes iniciales (María José Galera, Israel Pita, Silvia Casado, Nacho Rodríguez, Jorge Berrocal, Vanessa Pascual, Marina Díez, Iván Armesto, Ania Iglesias e Ismael Beiro) y cuatro reservas (Mónica Ruiz, Íñigo González, Mabel Garrido, Koldo Sagastizábal), que duró 90 días que estuvo presentada por Mercedes Milá. La casa estaba situada en Soto del Real, cuando todavía no se había establecido en Guadalix de la Sierra para futuras ediciones.

De toda esa lista, hay tres que han fijado su residencia habitual en Málaga, donde hoy trabajan en diferentes áreas.

Comenzamos con Silvia Casado. Malagueña de toda la vida, trabajó como peluquera antes de entrar en la casa. Allí tuvo un romance con Israel, y en unas nominaciones en las que estaban los dos, ella abandonó el concurso tras ser él el expulsado. Después del concurso, tuvo un hijo con él, y más tarde decidieron acabar con su relación. Y continuó con su carrera profesional. Hoy es empresaria en Málaga en el sector del estilismo y la belleza.

Silvia Casado, antes y ahora

Silvia Casado, antes y ahora

Precisamente fue Israel Pita quien también terminaría viviendo en Málaga, donde tiene a su hijo en común con Silvia. El gallego presentó un programa musical tras salir de la casa, y participó en el reality Hotel Glam. Tras la separación, volvió a casarse y vive con su pareja en Torremolinos. Su vida en 2016 está alejada de los medios de comunicación. Actualmente es celedor en el Hospital Quirón.

Israel Pita, antes y ahora

Israel Pita, antes y ahora

El tercero en el elegir esta provincia para vivir fue uno de los participantes más recordardos de la edición. Jorge Berrocal, quien se preguntaba en la casa que quién le «pone la pierna encima para que no levante cabeza» y que pedía a sus compañeros que no lloraran por la expulsión de su entonces pareja, María José Galera, porque «se iba a casar con ella», vive actualmente en Málaga. Dice sentirse «malagueño de alma y corazón», aunque también se define como «barcelonés de nacimiento» y «mañico de adopción», y trabaja en redes sociales. Asegura tener un «romance eterno» con Málaga.

Jorge Berrocal, antes y ahora

Jorge Berrocal, antes y ahora

Para terminar de cerrar el triángulo, fueron precisamente Silvia y Jorge representantes de Gran Hermano 1 en «Gran Hermano: El Reencuentro» emitido en 2010. Aunque a Jorge le tocó entrar con María José Galera, tras el abandono de ésta, le tocó con Silvia, que entró para sustituirla. Quedaron en segunda posición. Y es que al final todo queda en Málaga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *