El Ayuntamiento de Málaga recibe a los niños y niñas bielorrusos que pasan el verano con familias malagueñas

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha recibido hoy en el Ayuntamiento a un grupo de 18 niños y niñas bielorrusos afectados por el desastre nuclear de Chernobyl, que han viajado a Málaga de la mano de la asociación ‘La sonrisa de un niño’ para pasar el verano en los hogares de familias de diferentes localidades de la provincia. Esta asociación, junto con la Fundación Benéfica ‘Medicinas y Chernobyl’, hace posible que estos menores puedan estar durante un periodo de dos meses en Málaga.

Estos niños y niñas bielorrusos proceden de la región de Rechissa y Gomel, situada en el sur de la República de Belarús. Esta es la zona más contaminada del país, ya que se encuentra en un radio de 50 a 80 kilómetros en torno a Chernobyl. La explosión del reactor nº 4 de la central nuclear de Chernobyl, ocurrida el 26 de abril de 1986, sumió a la población cercana en unas condiciones sociales, ambientales y sanitarias muy graves. Se estima que sus consecuencias son 200 veces más graves que las originadas por las bombas atómicas lanzadas en Hirosima y Nagasaki.

Desde que nacieron estos menores, unos 600.000, reciben una cantidad de radioactividad muy por encima de lo que sus cuerpos pueden resistir. Durante su estancia en Málaga, estos niños y niñas, que aún hoy en día siguen siendo víctimas de las radiaciones, evitan vivir durante un par de meses en un hábitat contaminado. De ese modo, regresan a su país con unos niveles de radionucleidos más bajos en su organismo y con las defensas orgánicas lo suficientemente altas como para poder afrontar un año más las adversidades que sufren en sus hogares.

Las familias que les acogen durante su estancia en nuestra provincia son las encargadas de sufragar los gastos derivados del alojamiento, manutención y atención integral de los menores. La financiación de los viajes se sufraga, en parte, con la venta de loterías, huchas solidarias y participación en verbenas populares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *