5 de junio, Día Mundial del Medio Ambiente

El confinamiento ha tenido un gran impacto positivo en el planeta, pero si volvemos a las prácticas del pasado, los problemas podrían agravarse

El 5 de junio se celebra el Día Internacional del Medio ambiente. Se celebra desde 1974, cuando lo estableció la ONU, y pretende sensibilizar a la población mundial en relación a temas ambientales, intensificando la atención y la acción política. El día en que se celebra también es simbólico: un 5 de junio de 1972 dio comienzo la Conferencia de Estocolmo. Cada año es un país el anfitrión y pone de manifiesto un tema fundamental que debe tratarse, el año pasado fue China, que mencionó la importancia de luchar contra la contaminación del aire.

Medidas esperanzadoras

En muchos paises están tomando conciencia del problema y están tomando medidas. En París, por ejemplo, se están habilitando 650 km de las denominadas “ciclovías corona”. En Milán se anunció un plan para reducir el uso de coches y priorizar a peatones y ciclistas, como respuesta a la crisis causada por la enfermedad. En nuestro país, la compañía Uber, para intentar avanzar hacia una movilidad más sostenible está pensando en un modelo en el que se combinen distintas alternativas de movilidad (patinetes, taxis, motos, bicicletas e incluso transporte público) para una vuelta a la normalidad segura y sostenible.

Otros proyectos a mayor escala también han comenzado a fraguarse.En Jordania, por ejemplo, el proyecto ‘Care to Reduce Marine Littering in Aqaba’ de Urbaser, compañía de gestión medioambiental, ha conseguido reducir la cantidad de residuos que se encuentran en la costa de Aqaba, gran reclamo para buceadores y que se suelen ver afectadas por la basura marina, y en Barcelona la misma compañía ha comenzado el ‘Proyecto Cubierta Verde’, un espacio de 400 metros cuadrados ubicado en la cubierta de un edificio en la ciudad condal que pretende conseguir un aire más limpio y ahorro energético. Pequeñas medidas que pueden ser útiles para el futuro, pues contra la destrucción del planeta, por ahora, no tenemos cura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *